www.nexotur.com

La huelga de celo provoca en la temporada navideña el 70% de los desajustes en los vuelos operados por pilotos de Iberia

Sepla asegura que no le consta que legalmente Iberia haya pedido a la Audiencia Nacional las actas de sus asambleas

martes 30 de diciembre de 2008, 01:00h

Iberia ha solicitado ante la Audiencia Nacional las actas de las Asambleas celebradas por el sindicato de pilotos Sepla para poder probar su  supuesta huelga de celo. A esto hay que añadir que la compañía aérea no cree que haya remitido la huelga, sino que "se nota menos porque en Navidad hay menos vuelos".

Iberia todavía no ha recibido su contestación a su petición a la Audiencia Nacional de las actas de las asambleas de los días 4 y 12 de diciembre del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla). La aerolínea quiere utilizarlas como prueba de que éste está promoviendo una ‘huelga de celo’ y que ha instado al colectivo a realizar medidas de presión ilícitas que están suponiendo numerosas cancelaciones y retrasos en la mayoría de los vuelos. Desde Sepla, aseguran que "no nos consta esta petición de manera legal". No obstante, el sindicato acatará "cualquier decisión judicial por parte del juez", matizan.

Continúan los retrasos y cancelaciones

"En estas fechas navideñas se están retrasando y cancelando una media de un 70% de los vuelos operados por pilotos de Iberia", señalan desde fuentes de la compañía aérea. Además, aseguran que la supuesta huelga de celo no ha decrecido sino que "lo que ocurre es que en Navidad hay menos tráfico aéreo" y aclaran que, "el número de desajustes es inferior en estas fechas, pero la proporción de retrasos y cancelaciones en los vuelos es la misma que se está manteniendo durante este último mes".

Desde que comenzara hace aproximadamente un mes la supuesta huelga de celo de los pilotos de Iberia se han cancelado cerca de 400 vuelos y más de 4.000 han sufrido retrasos. Como subrayan desde la aerolínea esto está "causando considerables costos económicos a la compañía". Además de "un daño irreparable a la imagen de la empresa y graves inconvenientes a los clientes, a los que Iberia pide disculpas".