www.nexotur.com

EL HOTEL CUENTA CON 38 SALAS DE REUNIONES, LA MÁS AMPLIA PARA 450 PERSONAS

Dolce: ‘Un hotel de conferencias necesita espacios pensados para el movimiento de grandes volúmenes’

El hotel no sólo está dedicado a las reuniones sino que cuenta con asesoramiento para programas de incentivos

miércoles 24 de diciembre de 2008, 01:00h

El director general de Dolce Sitges, Francisco José Jiménez, ha hablado con CONEXO acerca de las instalaciones del hotel para reuniones, de sus servicios y facilidades para la celebración de todo tipo de eventos. Además, el director ha destacado otras características del hotel, como su ‘política verde’, revisada por el ‘Comité Verde’.

"Dolce Sitges es más que un hotel. Nosotros, en lo que era la antigua marca de la compañía, éramos un hotel, un resort y un centro de conferencias, y englobaba esos tres conceptos. Digamos que Dolce como compañía, cuando nace en 1981, lo hace como una compañía especializada en reuniones, es decir, su gran foco, por no decir que era su único foco, era tener reuniones y clientes que fueran a reunirse". Así es como Francisco José Jiménez explica la vinculación entre este hotel, Dolce Sitges, y la marca Dolce a nivel internacional.

"Cuando Dolce llega a Sitges, que abrió hace cuatro años, tenemos en cuenta que nuestro producto, primero, es un producto de conferencias (nuestro 80% de negocio procede de clientes que viene a reunirse), siendo conscientes de que estamos en Sitges, cerca de Barcelona, y que hay un ambiente vacacional importante, de fin de semana, y todo nos lleva a pensar que tenemos que diseñar el hotel pensando en el cliente individual y sus necesidades vacacionales y en todo tipo de elementos que puedan hace la vida más agradable al cliente de reuniones y al cliente vacacional y por eso surgen tres restaurantes, tres bares, el complejo de piscinas, el spa…", añade Jiménez.

El hotel dirigido por Jiménez no sólo está dedicado a las reuniones, sino que cuentan con un programa de actividades complementarias, destinado también a los viajes de incentivo. "No sólo nosotros trabajamos, sino que muchas compañías enclavadas en la zona del Garraf nos ayudan, bien para clientes individuales o para los de las reuniones, para hacer actividades asombrosas, como la visita a un monasterio budista. También puedes ir a visitar las compañías de cava, hacer rutas en bicicleta, montar a caballo, pasear por la playa…", explica el director.

En cuanto a las instalaciones de este hotel, especialmente pensadas para la celebración de eventos, Francisco José Jiménez explica detalladamente su oferta. "Un producto que es de conferencias necesita que los espacios estén pensados para el movimiento de grandes volúmenes. Es decir, cuando tienes a un cliente que va a la recepción es un cliente, pero cuando tienes un check-in de 200 personas, la recepción y el área circundante tienen que estar pensados para acoger a ese volumen de personas. Además, cuando van a la reunión, los pasillos tienen que estar pensados para el paso de 200 personas y todas al mismo tiempo. Y lo mismo ocurre en el restaurante. Amplitud también en el sentido de que tenemos 38 salas de reuniones, 36 de ellas con luz natural, si una sola columna y la sala más grande con capacidad para 450 personas".

Política verde

Otro de las características más importantes de Dolce Sitges es la búsqueda de la sostenibilidad en la organización y celebración de los eventos. "A nivel de compañía, y hoy día ya es un requisito general, tenemos una ‘política verde’ que está liderada en cada establecimiento por el llamado Comité Verde que está formado por el director general", confirma Jiménez, que añade que  "todo  esto es para que haya un compromiso absoluto de lograr un modelo más sostenible. Además, hay reuniones entre los Comités Verdes de todos los centros Dolce".