www.nexotur.com

Continúa la discusión sobre el precio final para la venta de Aerolíneas Argentinas y Austral sin que se llegue a ningún acuerdo

El Congreso argentino podría crear una nueva ley con la que expropiar las dos aerolíneas si no acuerdan un precio conjunto

miércoles 12 de noviembre de 2008, 01:00h

Marsans y el Ejecutivo argentino continúan sin llegar a un acuerdo sobre venta de Aerolíneas y Austral. No obstante, el secretario de Transportes argentino podría haber presentado un informe sobre el avance de las negociaciones para la operación ante la Comisión Bicameral de Se- guimiento de las Privatizaciones.

El serial de la compra de Aerolíneas Argentinas y Austral por parte de la Nación argentina avanza lentamente. Ahora, el secretario de Transportes argentino, Ricardo Jaime, podría haber presentado un informe sobre el estado de las negociaciones en el proceso de compra de la acciones de ambas compañías aéreas, ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones. Ésta no parece aportar "nada nuevo", como apuntan fuentes de Marsans, sino que insistiría nuevamente, en "las enormes diferencias que existen entre las tasaciones realizadas sobre las dos aerolíneas", por parte de Marsans y por parte del Ejecutivo presidido por Cristina de Kirchner, ya que, a fecha de hoy, todavía no hay ningún precio fijado para la venta.

En cualquier caso, el informe no deja de ser una forma más de justificar "las dificultades con las que se está desarrollando las negociaciones", y cuyo periodo de finalización concluyó a mediados del mes de octubre sin éxito. En esta fecha, ambos implicados debían haber acordado un precio definitivo para la venta de Aerolíneas y Austral, en base al valor establecido por las entidades de tasación autorizadas designadas para ello. Mientras el banco Credit Suisse —desiganda por Marsans— establece un valor para las dos aerolíneas de entre 205 y 400 millones de dólares, el Tribunal de Tasaciones de la Nación fijó un valor negativo de entre 832 y 622 millones de dólares.

Tasación independiente

Ante la imposibilidad para acercar el valor de una tasación y otra, y según lo establecido por la Ley aprobada por el Congreso, el Parlamento debe ser el que decida el precio que el Estado pagará por ambas empresas. Además, en el acuerdo firmado entre Marsans y el Ejecutivo, se estableció que, en caso de no llegar a un acuerdo sobre el precio definitivo —tal como está sucediendo—, se recurriría a un tercer tasador independiente, algo que hasta el momento no se ha llevado a cabo y que ya fue reclamado por los directivos de Marsans.

Asimismo, y según la legislación, la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones, deberá elaborar el dictamen sobre el precio que habrá que pagar por las aerolíneas, y que luego pasaría a discusión en el plenario de ambas cámaras. De no llegarse a cerrar un acuerdo, el Congreso podría optar por crear una nueva ley para expropiar las dos compañías aéreas, que controlan el 80% del mercado doméstico de vuelos en Argentina.