www.nexotur.com

Turismo de Castilla-La Mancha afirma que "la continua apertura de hoteles" es síntoma inequívoco de la ‘buena salud’ del Sector

La región dispone en la actualidad de 43 establecimientos de cuatro estrellas, con expectativas de seguir creciendo

martes 02 de octubre de 2007, 01:00h

La consejera de Turismo y Artesanía de Castilla-La Mancha, Magdalena Valerio, ha asegurado recientemente que "la mejor encuesta para saber si el turismo marcha bien en nuestra región es la continua apertura de establecimientos hoteleros de calidad que se está produciendo en la región".

"Si se abren hoteles es porque los empresarios del Sector tienen confianza en la situación económica y turística de la región", afirmó la consejera durante el acto de inauguración del Hotel Comendador en Carranque (Toledo). Con la apertura de este establecimiento, la provincia cuenta ya con un total de 18 hoteles de cuatro estrellas, 43 en el conjunto de la región.

La Consejería de Turismo y Artesanía de Castilla-La Mancha ha sido creada hace pocos días con la intención de fomentar y desarrollar el sector de la región. Tal y como explica para NEXOHOTEL el presidente de la Asociación Regional de Hostelería y Turismo de Castilla-La Mancha, Manuel Jiménez, "ser la primera Comunidad autónoma con Consejería de Turismo es una consideración al sector", lo que supone "una gran satisfacción y, sobre todo, una mayor nota presupuestaria para desarrollar proyectos y aumentar la promoción".

Camino por recorrer

El turismo supone en la actualidad el 11% del PIB de Castilla-La Mancha. Según señala Jiménez, "aunque somos un destino consolidado, nos queda mucho por recorrer". En este sentido, desde la Asociación hostelera se están desarrollando diversos proyectos de promoción del sector. Además de la organización de cursos y la asistencia a diversas ferias tanto nacionales como internacionales, la agrupación manchega prepara unas jornadas gastronómicas en el Hotel Intercontinental de Madrid para el próximo mes de noviembre. No en vano, los madrileños suponen el 50% del mercado emisor de viajeros a la región.

Castilla-La Mancha ofrece diversas ofertas de ocio, como el turismo de caza, el gastronómico, el ornitológico o el enoturismo. La Comunidad dispone de casi 20.000 establecimientos entre hoteles, bares y restaurantes. "El objetivo es desarrollar un plan de promoción turística, un ámbito en el que estamos aún muy atrasados", declara Jiménez.