cabecera
    22 de noviembre de 2019

LA POLÍTICA TURÍSTICA DEL GOBIERNO, A EXAMEN

La subida de impuestos y de tasas lastra la competitividad del Turismo en el primer año de gobierno popular

La creación de un Plan de Turismo y la recuperación de la Secretaría de Estado han sido las medidas mejor recibidas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso.

Aunque desde un primer momento el presidente del Gobierno hizo hincapié en que el Turismo ha de ser considerado "como un sector estratégico y una política de Estado", en su inicio de legislatura ha sufrido un duro revés en lo que a la dotación presupuestaria se refiere. Si bien en su haber están medidas como el Plan de Turismo o la recuperación de la Secretaría de Estado.

Hace poco más de un año, concretamente el 21 de diciembre de 2011, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba la composición de su primer gabinete, haciendo oficial el nombramiento de José Manuel Soria como ministro de Industria, Energía y Turismo. Pocos días después se designaba a Isabel Borrego secretaria de Estado de Turismo, mientras que Manuel Butler pasaba de la Oficina Española de Turismo de Berlín a la dirección de TurEspaña. Un año después de la creación del nuevo Gobierno, NEXOTUR repasa las principales actuaciones llevadas a cabo en materia turística.

Entre las medidas favorables para el Sector, en primer lugar cabe destacar la recuperación de la Secretaría de Estado de Turismo, eliminada por el último Gobierno socialista, que degradó en julio de 2010 a Joan Mesquida a secretario general de Turismo y Comercio Exterior. Asimismo, uno de los compromisos incluidos por Mariano Rajoy en su programa electoral fue la puesta en marcha del Plan Nacional e Integral de Turismo, que finalmente entró en vigor en junio y del que ya se han ejecutado el 28% de las 28 medidas y 104 acciones recogidas.

Con esta iniciativa, en cuya elaboración se han tenido en cuenta las propuestas de las Comunidades autónomas y del empresariado turístico, se busca "mejorar la competitividad del Sector Turístico para que sea motor de impulso", recalcó en su presentación el ministro Soria. El plan ha contado con los 438 millones presupuestados para el área de Turismo en 2012, mientras que en 2013 dispondrá de 331,2 millones. Entre las medidas, destacan la colaboración público-privada en TurEspaña (con la creación del consejo rector que contará con vocales del sector privado), la agilización en la expedición de visados y la armonización legislativa.

Finalmente, otra de las noticias positivas ha sido el mantenimiento del Turismo en el tipo de IVA reducido. Aunque en septiembre entró en vigor una subida del tipo impositivo, el Gobierno no ha seguido las recomendaciones de la Comisión Europea y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de pasar el Turismo y el transporte del IVA reducido al general, es decir, del 10% al 21%. En este sentido, el propio ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, afirmaba entonces que "no hay intención" de seguir esta sugerencia, llegando a insinuar que las instituciones europeas "no entienden la importancia que tiene el Sector Turístico en este país".

Más sombras que luces

Pese a lo positivo de estas medidas, probablemente ha habido más sombras que luces en el primer año de legislatura. En este apartado llama la atención el incumplimiento de rebajar al 4% el IVA al Turismo, por lo que las empresas turísticas siguen con un tipo del 10% o del 21%, después de la subida de dos puntos del tipo reducido y de tres del general que entró en vigor el 1 de septiembre. Aunque la propuesta no fue incluida en el programa electoral, cuando estaban en la oposición, diferentes portavoces del partido manifestaron su compromiso de reducir el tipo impositivo a las actividades turísticas.

Aún así, el ministro de Industria, Energía y Turismo defiende que el compromiso del Ejecutivo se mantiene, pero argumenta que "ahora no es momento de ejecutar esta medida", ya que "es fiscalmente imposible". Según Soria, cuando se inicien las mejoras en la economía global "y haya margen de maniobra para proceder a esa mayor flexibilidad fiscal", se realizará.

Otro punto negro en la política turística del actual Gobierno es la revisión al alza de las tasas aeroportuarias que entró en vigor el pasado mes de julio y que obligó a numerosas aerolíneas a asumir la diferencia. Asimismo, al aumento del 10,2% que se aplicó en dicho mes se sumará otro aproximado del 8% en 2013.

Estas subidas, que afectan principalmente a los aeropuertos de Madrid y Barcelona, han sido duramente criticadas por las organizaciones empresariales, que han llegado a afirmar que el proceso de consulta para la aplicación de las mismas se ha desarrollado "con un cúmulo de irregularidades y anomalías". A raíz de la denuncia de varias asociaciones, la Comisión Europea ha iniciado un procedimiento previo de infracción para investigar si se ha producido una vulneración en cuestiones como la información y el periodo de consulta que debe ofrecerse a los usuarios, y que se recogen en la Directiva relativa a las tasas aeroportuarias, adoptada en 2009.

Finalmente, otra de las medidas que han centrado las críticas del empresariado ha sido el fuerte recorte aplicado al Turismo en los Presupuestos Generales del Estado de 2012 y de 2013. El Turismo, cuyo peso en el Producto Interior Bruto (PIB) alcanza ya el 10,8%, contará en 2013 con 310,7 millones de euros, un 29,1% menos que en 2012, frente a la reducción media del 8,9% que sufrirán los diferentes Ministerios.

Este recorte se suma al que ya se aplicó en los primeros presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy, cuando la dotación se situó en 438,2 millones de euros (un 29,5% menos). De este modo, la partida destinada al Turismo en los Presupuestos Generales del Estado de 2013 es la mitad que en 2011, los últimos del Gobierno socialista, pasando de 622,4 millones a 310,7 millones, lo que implica un descenso del 50% en dos años.

Lo mismo sucede con TurEspaña, que en tan solo dos años ha visto reducida su partida en un 45,3%. El organismo que dirige Manuel Butler, que depende del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, contará en 2013 con una dotación de 83 millones de euros, lo que implica un recorte del 15,2% respecto al ejercicio anterior, año en el que dispuso de 97,9 millones de euros (un 36,1% menos en comparación con los de 2011). La dotación de esta entidad, encargada de la planificación, desarrollo y ejecución de actuaciones para la promoción de España como destino turístico en los mercados internacionales, fue de 151,7 millones de euros en el último año de la legislatura del Gobierno socialista, cuando la dirigía Antonio Bernabé.

 

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTUR | Diario online del Agente de Viajes

Grupo

NEXOTUR.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados Contacto