OPINIÓN / NEXO

La crisis catalana frena al destino España

La inestabilidad política en Cataluña empieza a castigar al destino España. Tampoco juega a favor del destino la incipiente recuperación de competidores como Túnez, Turquía y Egipto. En el caso concreto de Cataluña, primera potencia turística de España, el mes de diciembre ha sido nefasto en lo que respecta a la llegada de turistas internacionales, con un desplome del 13,9%. Pero además, la crisis política podría estar teniendo un efecto contagio. Todos los grandes destinos nacionales han experimentado una ralentización en los últimos meses del año e incluso Baleares ha registrado en diciembre un retroceso del 2%. Y España en su conjunto experimentó un descenso del 0,2%.